• Los catadores de los prestigiosos Premios Bacchus han elegido Valtravieso Crianza como uno de los mejores vinos de Crianza de la añada 2015 de la Ribera del Duero

El pasado lunes tuvo lugar en Madrid el Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2018, un prestigioso certamen que está avalado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) y por la Federación Mundial de Grandes Concursos de Vinos y Espirituosos (Vinofed). El jurado está compuesto por algunos de los mejores catadores nacionales e internacionales, como Masters of Wine, Masters of Sommelier, enólogos y periodistas especializados.

Un total de 1.735 vinos procedentes de 21 países fueron analizados a ciegas por el plantel de cata, de los cuales solo 13 vinos de la Ribera del Duero obtubieron Medalla de Oro. Entre ellos, seis de la añada 2015 y únicamente cuatro de ellos con la categoría de “crianza” fueron calificados con el galardón dorado.

Este premio se suma así a los reconocimientos que está teniendo Valtravieso Crianza en las últimas añadas, fruto de un trabajo exhaustivo de mejora en el viñedo y en la bodega, liderado por el Director Técnico Ricardo Velasco.

De esta forma, Valtravieso Crianza fue uno de los vinos que ha obtenido más galardones de la Ribera del Duero en su categoría durante 2017, y la añada vigente en el mercado está despertando mucho interés entre los profesionales del sector, como demuestra el flamante reconocimiento.

Un vino que destaca por su frescura y acidez natural, cuyas uvas vienen de la mejor selección de viñedos propios de altura de la Finca la Revilla donde se ubica la bodega a más de 900 metros de altitud, siendo uno de los viñedos más elevados de la Ribera del Duero, junto con las uvas procedentes de viticultores seleccionados de otras emblemáticas zonas de la Denominación de Origen, como Roa, Moradillo y La Aguilera.